Get the Flash Player to see this rotator.

Ricardo Moreno Gómez tiene la voluntad de ofrecer unos servicios de elevada calidad jurídica en el ámbito del Derecho Canónico, y más concretamente, en el sector más conocido dentro de él, como son las Nulidades Matrimoniales  Canónicas. Durante años hemos venido ejerciendo en este campo del Derecho, lo cual nos confiere una especialización testada, avalada por el amplio curriculum del titular de la firma.


Soy ABOGADO ROTAL, lo cual me faculta para ejercer en todos los Tribunales Eclesiásticos del Territorio Español.


La función del Abogado Rotal consiste en comprobar de forma preliminar si existen las condiciones establecidas por el Derecho Canónico para presentar la causa de nulidad matrimonial ante la Iglesia. Esto es posible previo coloquio con el interesado para reconstruir los sucesos de su vida matrimonial. En caso de existir el presupuesto de nulidad, tratándose de un proceso matrimonial canónico, será necesaria la presentación de medios probatorios, testimoniales o documentales que permitan probar en juicio el fundamento del cargo o de los cargos de nulidad. 


El objetivo del proceso matrimonial canónico es la búsqueda de la verdad que sale a la luz a través de la instrucción de la causa.  

  
Colaboran en la búsqueda de la verdad el Abogado Rotal, que actúa por cuenta del asistido, así como el Juez Instructor, el Defensor del Vínculo y en un último análisis el Consejo de Judicatura que emite la sentencia de nulidad.


El proceso canónico puede presentarse paralelamente al juicio civil de separación o de divorcio, dado que las respectivas sedes de competencia pertenecen la primera a la Iglesia y la segunda al Estado.


En el juicio canónico se decidirá la nulidad o no del matrimonio religioso, mientras que en sede civil se establecerán las cuestiones inherentes a la asignación por mantenimiento, la custodia de los hijos, la asignación de la casa y de otras cuestiones de carácter patrimonial.